¿Son los aerogeneradores de los árboles tan feos como sus hermanos mayores?

Antiestético,llagas en los ojos, una plaga en el paisaje, y simplemente feo son frases y expresiones comunes usadas por la oposición cuando se trata del debate sobre las grandes turbinas eólicas en el Reino Unido.

Con el Reino Unido clasificado como el sexto mayor productor de energía eólica del mundo (con turbinas eólicas alimentando la red nacional desde la década de 1950), el debate sobre las turbinas eólicas continúa enfureciendo a la oposición mientras las empresas de energía renovable y los grupos de acción hacen campaña a favor de nuevos compromisos a nivel nacional con la energía sostenible.

En 2007, el gobierno del Reino Unido acordó cumplir el objetivo de la Unión Europea (UE) de generar el 20% del suministro energético de la UE utilizando fuentes renovables para 2020, y la colocación de turbinas eólicas ha sido una preocupación constante tanto para el gobierno como para las empresas de energías renovables. Cuando los parques eólicos marinos no son sostenibles o prácticos, ¿cuál es la alternativa a colocar en tierra una turbina “fea”, “desagradable”?

Introducción a la Ventilación del Árbol

La compañía francesa NewWind ha presentado un aerogenerador alternativo llamado Tree Vent: una estructura vertical innovadora y estéticamente agradable que parece un árbol y que alberga turbinas verticales individuales. Con una altura de 11 metros (36 pies) y un diámetro aproximado de 8 metros (26 pies) en el punto más ancho, el Tree Vent es similar en tamaño y forma a un árbol urbano. El bastidor de acero blanco de la estructura puede alojar hasta 72 turbinas verticales que anulan cualquier ruido debido a su orientación, girando así silenciosamente.

Mientras que las turbinas eólicas tradicionales son generalmente extremadamente altas para alcanzar vientos más fuertes, estas turbinas verticales son dos veces más sensibles que las turbinas tradicionales, con la capacidad de girar con vientos tan bajos como 4.4 millas por hora (mph). También son lo suficientemente duraderos como para soportar vientos que alcanzan los 111-129 mph.

Las turbinas individuales o “Aeroleaves” están construidas con plástico ligero protegido de la intemperie para resistir condiciones climáticas como la humedad y la sal en las zonas cercanas al mar. Si una de las turbinas no puede funcionar, las otras continuarán intactas.

NewWind, la empresa que está detrás de Tree Vent, afirma que un solo árbol con 72 turbinas individuales será capaz de generar 3,1kW de potencia, y se espera que gire 280 días al año en promedio.

Tree Vent probado en la Place de la Concorde de París

NewWind probará a partir del 12 de marzo durante dos meses en la Place de la Concorde de París, demostrando al público cómo funciona la turbina en un entorno urbano cotidiano. En septiembre, la empresa instalará otros 40 respiraderos de árboles en toda Francia. Con un diseño que se asemeja al arte moderno, la compañía espera que las rejillas de ventilación de los árboles se instalen en grupos en todas las ciudades y áreas urbanas donde operarán silenciosamente y contribuirán a la red nacional.

Con un precio de fabricación e instalación de 29.500 euros (35.000 dólares) por árbol, la empresa afirma que se amortizarán en pocos años y que los precios de producción descenderán a medida que la tecnología se desarrolle más.

¿Qué sigue?

Makani, un aerogenerador de 600 kilovatios basado en el concepto de kiteboarding, está actualmente en desarrollo en el laboratorio de investigación y desarrollo de Google, Google X. Para más información, lea: ¿Podría Google$0027s New Wind Turbine Power 300 Homes?

Crédito de la imagen: NewWind

Deja un comentario