¿Cómo han impulsado la investigación sobre energía verde los líderes mundiales un aumento de 20.000 millones de dólares?

Los líderes mundiales de 20 de las economías más grandes del mundo se han comprometido a duplicar la inversión en energía verde de 10.000 millones de dólares a 20.000 millones de dólares en los próximos cinco años. El anuncio se produjo pocos días antes de las conversaciones sobre el clima de la COP21 en París y coincide con una declaración similar de magnates empresariales como Bill Gates y Mark Zuckerberg.

El proyecto, denominado Mission Innovation, buscará “acelerar la innovación en energías limpias y abordar el cambio climático global, proporcionar energía limpia asequible a los consumidores con un enfoque especial en el mundo en desarrollo, creando oportunidades comerciales para crear energía limpia en los países en desarrollo”, según el asesor principal de la Casa Blanca, Brian Deese.

Un esfuerzo mundial concertado

Los 20 países son los mayores emisores de carbono y otros contaminantes, las estructuras de investigación y desarrollo más avanzadas en materia de energía limpia y las economías más desarrolladas del mundo.

En su totalidad, la lista de países participantes es: Reino Unido, Estados Unidos, China, India, Canadá, Australia, Francia, Alemania, Chile, Brasil, Italia, Indonesia, Arabia Saudita, Corea del Sur, Japón, Noruega, México, Suecia, Dinamarca y los Emiratos Árabes Unidos. En particular, Estados Unidos ha prometido cubrir la mitad de esta cuota total, según fuentes de la Casa Blanca.

Mientras tanto, líderes del mundo de los negocios y la tecnología como Bill Gates de Microsoft, Jeff Bezos de Amazon y Mark Zuckerberg de Facebook anunciaron sus propias intenciones de invertir fuertemente en energía verde a través de un consorcio de multimillonarios conocido como la Breakthrough Energy Coalition.

“Estamos comprometidos a hacer nuestra parte y satisfacer esta necesidad de capital reuniéndonos en una nueva coalición”, explica una declaración en el sitio web de la Coalición. “Formaremos una red de capital privado comprometida con la construcción de una estructura que permita tomar decisiones informadas para ayudar a acelerar el cambio hacia el futuro energético avanzado que nuestro planeta necesita. El éxito requiere una asociación de mayor investigación gubernamental, con una estructura transparente y viable para evaluar objetivamente esos proyectos, e inversores comprometidos del sector privado dispuestos a apoyar las ideas innovadoras que surjan de la investigación pública”.

Evolución a través de la innovación

Los avances tecnológicos ya han desempeñado un papel importante en los métodos actuales de generación de energía renovable. La energía solar se ha vuelto mucho más eficiente, asequible y atractiva para el hombre común en los últimos años, mientras que los parques eólicos y las turbinas de olas marinas son cada vez más sofisticados y potentes a medida que avanza la investigación.

Mientras tanto, la adopción de biocombustibles y energía a partir de residuos (EfW) podría proporcionar otro método de generación de energía limpia. Un estudio independiente ha encontrado que las tecnologías EfW podrían proporcionar hasta la mitad del objetivo de energías renovables de Gran Bretaña para 2020, dependiendo de la disponibilidad de existencias de combustible y de la voluntad del gobierno y de las empresas privadas y públicas de invertir en la empresa.

Por otro lado, Gates y muchos de sus asociados son conocidos partidarios de la energía nuclear. Aunque la fusión nuclear sigue siendo una fuente de energía que no es renovable ni 100% limpia, ofrece enormes beneficios potenciales con cero emisiones de carbono, lo que la convierte en una propuesta increíblemente atractiva.

Es de esperar que una combinación de todas estas tecnologías, alimentada por importantes inversiones de gobiernos y entidades privadas, sea suficiente para contrarrestar los efectos perjudiciales del cambio climático y mantenernos por debajo del umbral de los 2°C.

Deja un comentario