Causas principales de la contaminación industrial

La contaminación industrial es la liberación de desechos y contaminantes generados por las actividades industriales en los ambientes naturales, incluyendo el aire, el agua y la tierra. Además, la contaminación industrial está vinculada a la degradación del medio ambiente natural. La contaminación industrial afecta al medio ambiente de múltiples maneras y tiene graves consecuencias para la vida y la salud de las personas.

Al mismo tiempo, la contaminación industrial puede dañar las plantas, matar animales, causar desequilibrios en los ecosistemas y degradar la calidad de vida. Industrias líderes como centrales eléctricas, acerías, plantas de tratamiento de aguas residuales, plantas de calefacción y fundición de vidrio, entre otras, son las que contribuyen a la contaminación industrial.

Liberan humo, efluentes, desechos de materiales, subproductos tóxicos, residuos contaminados y productos químicos de consumo que eventualmente terminan en el medio ambiente causando contaminación.

He aquí una lista de las principales causas de contaminación industrial.

  1. Químicos Tóxicos

Los productos químicos tóxicos utilizados por las industrias en el procesamiento y la fabricación son los que más contribuyen a la contaminación industrial. Estas sustancias son una amenaza para la calidad de vida y son peligrosas para la salud humana y el medio ambiente. Las instalaciones industriales de todo el mundo generan más de 25 millones de toneladas de productos químicos tóxicos como residuos y contaminantes relacionados con la producción. Estos contaminantes químicos tóxicos se liberan en el medio ambiente, dando lugar a diversas formas de contaminación.

  1. Productos de consumo industrial

Los productos industriales finales como la electrónica, las piezas de automóviles, los plásticos, los metales y los productos químicos como el petróleo, las pinturas, los aerosoles y los disolventes de limpieza creados para el consumo humano son una de las principales causas de contaminación. Todos estos productos industriales en algún momento de su vida útil se vuelven obsoletos, y un buen número de ellos terminan en vertederos o cuerpos de agua, lo que provoca la contaminación del suelo y del agua, respectivamente. Además, estos productos de consumo contienen elementos químicos venenosos que pueden tener un efecto adverso en la salud humana y animal y en la vida vegetal.

  1. Corrientes de desechos peligrosos

En la mayoría de los casos, el tratamiento de los flujos de residuos peligrosos no se realiza de forma eficiente en la mayoría de las industrias. El flujo de residuos industriales contiene numerosas sustancias químicas que se definen en términos de reactividad, inflamabilidad, toxicidad y corrosividad. Como tal, los residuos generados son siempre algo peligrosos y, junto con la falta de sistemas de gestión de residuos, el medio ambiente se ve expuesto periódicamente a una gran cantidad de residuos industriales contaminados.

¿Cómo será el futuro de la exploración espacial? ¿Cómo será el futuro de la exploración espacial?

En particular, las corrientes de agua son las que sufren negativamente estas tendencias. La descarga a largo plazo de corrientes de desechos peligrosos en el agua causa graves problemas de salud y reduce la calidad del agua.

  1. Emisiones de gases de efecto invernadero

El gas dióxido de carbono (CO2) es muy conocido como un gas de efecto invernadero debido a su capacidad de absorber la radiación térmica que conduce al calentamiento global y al cambio climático. El uso de energía industrial durante la producción emite altas puntuaciones de gas de dióxido de carbono a la atmósfera, lo que la convierte en una de las principales fuentes de emisión de CO2. Las emisiones de CO2 en todo el mundo surgen del uso de energía en las industrias comerciales, de producción, de procesamiento y de producción de energía combinadas. Aunque las emisiones de dióxido de carbono de las industrias se han reducido en la última década, las industrias siguen siendo uno de los principales contribuyentes de CO2 y otros gases de efecto invernadero a la atmósfera.

  1. Existencia de numerosas industrias de pequeña escala

En los últimos años, el número de pequeñas industrias y actividades manufactureras se ha duplicado a un ritmo acelerado. El mayor desafío para las industrias de pequeña escala es que quieren operar, pero con un capital limitado. De por sí, optan por medios de fabricación torcidos y peligrosos con el fin de maximizar la producción a expensas del cumplimiento de las leyes medioambientales. En la mayoría de los casos, operan ilegalmente, promoviendo así el vertido ilegal. En consecuencia, liberan grandes cantidades de contaminantes tóxicos y productos químicos peligrosos en el medio ambiente.

  1. Degradación y agotamiento de los recursos naturales

Las industrias necesitan un suministro constante de materias primas frescas utilizadas para producir sus respectivos productos finales. Como resultado, decenas de materias primas, incluyendo metales, minerales, árboles y aceites, se extraen de debajo de la tierra, agotando así los recursos al mismo tiempo que degradan los recursos de la tierra y el agua. Las tierras quedan descubiertas o destruidas debido a la deforestación o al desbroce de la cubierta vegetal para allanar el camino a la extracción de materias primas industriales.

La extracción de materia prima también causa contaminación al suelo, aire y agua, ya sea a través de los procesos de extracción o cuando los compuestos tóxicos de los materiales son liberados al medio ambiente. Por ejemplo, los derrames de petróleo durante la extracción de petróleo han provocado la muerte generalizada de aves marinas, peces, mamíferos y anfibios.

  1. Uso de tecnologías obsoletas

Varias industrias siguen utilizando tecnologías del pasado en sus procesos de producción en lugar de adoptar tecnologías más limpias y ecológicas. Este es uno de los factores causantes de la contaminación industrial en la era contemporánea. El uso de tecnologías obsoletas sólo genera grandes cantidades de residuos nocivos para el medio ambiente.

  1. Institucionalización deficiente de las políticas anticontaminación

En muchos países, especialmente en los países en desarrollo, las actividades de contaminación industrial están por encima de los límites debido a la laxitud de las políticas anticontaminación. Como resultado, las industrias han seguido contaminando el medio ambiente con impunidad, lo que ha afectado la vida y la salud de muchas personas. Del mismo modo, las plantas y la vida silvestre se han visto gravemente afectadas en estas regiones. Casos notables son, en particular, las naciones de Asia y América del Norte, donde las industrias han liberado persistentemente desechos tóxicos y gases venenosos en el medio ambiente.

  1. Falta de una planificación eficaz del uso del suelo industrial

La expansión industrial es un problema importante en la mayoría de los municipios industriales. La mayoría de los municipios industriales se crean sin tener en cuenta una planificación adecuada del uso de la tierra, lo que ha dificultado la gestión de los residuos y la utilización eficiente de la energía de producción. Como resultado, ha dado lugar a una amortiguación inadecuada y a la emisión continua de gases tóxicos.

Deja un comentario