6 Efectos Críticos de la Lluvia Ácida

La lluvia ácida influye en la química del suelo, las actividades de las plantas y la acidez de las aguas superficiales en general. En este sentido, significa que la lluvia ácida tiene muchas implicaciones para el medio ambiente. El aumento de la lluvia ácida está afectando persistentemente la salud de los seres humanos y las plantas, la composición química del suelo y, lo que es más importante, la supervivencia de la vida acuática.

Cuanto más alto sea el grado de concentración de ácido, más altos pueden ser los resultados desastrosos. Los niveles consistentes y altos de lluvia ácida pueden depreciar drásticamente las actividades generales de la vida vegetal y la continuidad de la vida acuática. Gran parte de los efectos dependen de la presencia de deposiciones ácidas en la atmósfera y de los niveles de acidez en las diferentes formas de precipitación.

Aquí están los principales efectos de la lluvia ácida en nuestros ambientes.

  1. Degradación del suelo

La lluvia ácida afecta altamente la química y la biología del suelo. Los microbios del suelo, la actividad biológica y las composiciones químicas del suelo, como el pH, suelen estar dañados o alterados debido a los efectos de la lluvia ácida. El suelo necesita mantener un valor óptimo de pH para que las actividades biológicas prosperen. Por lo tanto, siempre que la lluvia ácida se filtra en el suelo, altera el nivel óptimo de pH que invierte las actividades químicas y biológicas.

Los microorganismos sensibles del suelo que no pueden adaptarse a los cambios en el pH mueren mientras que al mismo tiempo se desnaturalizan las enzimas para los microbios del suelo. Los altos niveles de acidez también pueden filtrar minerales y nutrientes vitales como el calcio y el magnesio. En consecuencia, el suelo pierde su calidad y composición, lo que incapacita su capacidad para mantener la vida vegetal o los microorganismos del suelo.

  1. Daños a los árboles y a la cubierta vegetal

La lluvia ácida penetra en el suelo y disuelve los nutrientes más vitales que necesitan los árboles. La lluvia ácida también descarga mucho aluminio en el suelo alrededor de los árboles, lo que los hace incapaces de absorber agua. De esta manera, los árboles y la vegetación se vuelven altamente vulnerables a los ataques de enfermedades y plagas. Además, la lluvia ácida ha provocado un retraso en el crecimiento e incluso la muerte de algunos árboles y vegetación.

Por ejemplo, los efectos dañinos de la lluvia ácida sobre el suelo y los elevados niveles de deposiciones ácidas secas han dañado incesantemente los árboles de altura y la cubierta vegetal, ya que la mayoría de ellos están rodeados por nieblas y nubes ácidas. En Alemania, hay una zona llamada selva negra que adquirió el nombre porque la lluvia ácida hizo que los árboles se despojaran de todas sus hojas y ahora sólo son tallos y ramas negras.

  1. Efectos sobre las formas de vida acuática

¿Cuál es la diferencia entre el clima y el tiempo? ¿Cuál es la diferencia entre el clima y el tiempo?

La lluvia ácida tiene tendencia a alterar el pH y las concentraciones de aluminio, a su vez, afectando enormemente la concentración de pH en las aguas superficiales y, en consecuencia, los peces y otras formas de vida acuática se ven enormemente afectados. A niveles de pH inferiores a 5, la mayoría de los huevos de peces no pueden eclosionar.

Un pH más bajo también puede matar a los peces adultos. Por lo tanto, la biodiversidad acuática en ríos, arroyos, lagos y océanos se ve afectada significativamente por la lluvia ácida de las zonas de captación a medida que más y más agua se vuelve ácida. La alta acidez acuática crea condiciones de supervivencia intolerables, que han reducido o incluso matado especies como peces, plantas, insectos y aves acuáticas, entre otras formas de vida acuática.

Algunos ríos y arroyos también se han reducido, mientras que otros se han eliminado por completo debido a la lluvia ácida. En Escandinavia, por ejemplo, miles de lagos y ríos ya no tienen formas de vida acuática porque han estado recibiendo altos niveles de lluvias ácidas durante muchos años.

  1. Implicaciones para la salud

La lluvia ácida puede no tener efectos directos en la salud humana. Sin embargo, las deposiciones secas en el aire que forman la lluvia ácida pueden afectar negativamente la salud humana al causar problemas respiratorios y dificultad para respirar cuando se inhala. Los niños y los que ya tienen problemas de salud respiratoria como el asma se ven afectados negativamente.

Los dolores de cabeza y las irritaciones de la nariz, garganta y ojos son algunas de las implicaciones leves. La intensificación de los niveles de las deposiciones ácidas está relacionada con el riesgo de desarrollar problemas cardíacos y pulmonares como asma y bronquitis, e incluso cáncer. Cuando bebemos agua del grifo contaminada con lluvia ácida, puede dañar nuestros cerebros.

  1. Acidificación de aguas superficiales

La acidificación de las aguas superficiales es el efecto inmediato de la lluvia ácida. Los ríos, arroyos, lagos y océanos se han vuelto muy ácidos como resultado de la lluvia ácida cuando precipita sobre estas aguas superficiales. Debido a los altos niveles de acidez en estas aguas superficiales, los peces y otras formas de vida acuática se han visto afectados negativamente.

Algunos lagos, ríos y arroyos de China, Norteamérica y Europa se han vuelto altamente ácidos hasta el punto de que no pueden soportar ninguna forma de vida, creando lo que se denomina “zonas muertas”.

  1. Efectos corrosivos

La lluvia ácida tiene efectos corrosivos porque se come los metales y la piedra. Como resultado, ha provocado la erosión de los edificios, la corrosión de los metales y el desprendimiento de las pinturas de las superficies. Las estructuras de construcción hechas de mármol y piedra caliza se ven afectadas en su mayoría por la lluvia ácida, ya que el ácido se come los compuestos de calcio de las estructuras. Este efecto ha dañado edificios, lápidas, estatuas y monumentos históricos. Metales como el acero, el bronce, el cobre y el hierro también están corroídos por la lluvia ácida.

Deja un comentario