Teoría de la deriva continental: Causas y pruebas

Si echa un vistazo a un mapa de la tierra hoy, verá la ubicación actual de las masas de tierra rotas que constituyen la tierra. Sin embargo, ¿creerían si alguien les dijera que estas masas de tierra rotas alguna vez estuvieron conectadas entre sí como un gran supercontinente? Bueno, esta afirmación fue hecha en los años 90 por Alfred Wegener, un investigador polar alemán, meteorólogo y geofísico que murió en 1930.

La teoría de Wegener sobre la deriva continental afirma que los continentes existentes de la tierra una vez estaban pegados formando una super masa terrestre. Con el tiempo, la masa de tierra se rompió y se alejó y sigue a la deriva hasta el día de hoy. En su propuesta, declaró que el supercontenido, al que denominó Pangea, que significa “toda la tierra”, existió una vez. El supercontinente estaba rodeado de masas de agua, principalmente océanos y mares.

Como resultado del movimiento del supercontinente, Pangea se dividió en dos súper masas terrestres: Laurasia y Gondwanaland. Laurasia, forma parte de los continentes del norte de hoy. El continente norteño consiste en Europa, Norteamérica y Asia. Gondwanaland forma parte de los continentes meridionales de hoy en día. El continente sur está formado por Sudamérica, la Antártida, Australia, India y África. Mientras hacía esta afirmación, tenía una colección de pruebas que la apoyaban.

Causas de la deriva continental

Las causas de la deriva continental están perfectamente explicadas por la teoría de la tectónica de placas. La cáscara externa de la tierra está compuesta de placas que se mueven un poco cada año. El calor proveniente del interior de la tierra desencadena este movimiento a través de corrientes de convección dentro del manto. En el transcurso de millones de años atrás, este movimiento gradual causó que el supercontinente, una vez combinado, se separara en 7 continentes que ustedes presencian en la actualidad.

Casi todos los movimientos de las placas se producen en los límites que se encuentran entre las diferentes placas. Cuando las placas se alejan unas de otras, se forma una nueva corteza en límites divergentes. Por otro lado, el movimiento tectónico destruye la corteza durante la interacción de las placas. La destrucción ocurre cuando una placa se mueve por debajo de la otra en límites convergentes. Sin embargo, la corteza nunca se destruye cuando las placas se mueven horizontalmente en los límites de transformación.

La deriva continental ha impactado al universo de muchas maneras. Ha afectado al clima global, a las posiciones geográficas del mundo y a la evolución de los animales. La deriva continental también viene acompañada de graves efectos como volcanes, terremotos y tsunamis. A través de la teoría de la deriva continental, los seres humanos han podido averiguar cómo se mueve la corteza terrestre y las causas de los volcanes, terremotos, trincheras oceánicas, formación de cadenas montañosas y otros acontecimientos geológicos.

Evidencia de la Teoría de la Deriva Continental

  1. Clave de plantas y animales fósiles

Fósiles de criaturas y plantas descubiertas en diferentes continentes le ayudaron a defender su argumento de que los continentes alguna vez estuvieron unidos antes de romperse y alejarse. Algunas de las evidencias fósiles descubiertas en los continentes incluyen el mesosaurio, el listófago, el cisneñato y la glosoptera.

  • Mesosaurio

Los mesosaurios son fósiles que se originan de reptiles acuáticos de agua dulce. Estos reptiles vivían en cuerpos de agua dulce como lagos y ríos. Si echa un vistazo al mapa antes de que los continentes se alejaran, encontrará que el Mesosaurio está situado en las partes meridionales de África y América del Norte. Si observamos el mapa actual después de que los continentes se alejaron, nos damos cuenta de que Norteamérica y África están muy lejos unas de otras, separadas por el Océano Atlántico.

¿Cómo será el futuro de la exploración espacial? ¿Cómo será el futuro de la exploración espacial?

Así, su teoría está probada por el hecho de que los reptiles de agua dulce no podían nadar a través de las aguas oceánicas, por lo tanto, su distribución en todos los continentes. El descubrimiento de fósiles en diferentes continentes indicó que los continentes estuvieron juntos antes de que se alejaran.

  • Lystrosaurus y Cygnognathus

Lystrosaurus es un fósil de reptiles terrestres. Cygnognathus es un fósil de otra especie de reptil. Si miras el mapa antes de que los continentes se alejaran, encuentras que Cygnognathus estaba situado en Sudamérica y África. Lystrosaurus, por otro lado, estaba localizado en África, India y la Antártida. Según la anatomía corporal de Lystrosaurus y Cygnognathus, no están diseñados para nadar. Ahora, mirando el mapa actual después de la deriva de los continentes, Cygnognathus está situado en África y América del Sur.

Así que, técnicamente, la criatura no habría viajado a través del océano para llegar al siguiente continente. La distribución de estos reptiles en diferentes continentes demuestra que estas masas de tierra separadas estuvieron una vez juntas antes de dividirse. Además, Lystrosaurus está situado en la Antártida, India y África según el mapa moderno. Una vez más, para esta criatura nadar desde África hasta la Antártida habría sido imposible. Por lo tanto, el hecho de que estos organismos no pudieran nadar a través de los vastos cuerpos de agua ayuda a corroborar el hecho de que los continentes estuvieron una vez juntos para permitir la distribución de estos organismos en varios continentes en los que se encontraron sus fósiles.

  • Glosopteris

Glossopteris era Fósil de helecho. Es un helecho que fue descubierto en África, Sudamérica, la Antártida, India y Australia. Según el mapa actual, estos continentes están muy alejados. Por lo tanto, es imposible que las semillas del helecho hayan sido transportadas por el viento o por el mar para tener ese tipo de población en estos 5 continentes. El hecho de que las semillas no hubieran podido ser sopladas o transportadas a estos continentes demuestra que estos continentes estuvieron juntos una vez.

  1. Información del clima

Aparte de la evidencia fósil, Wegener usó pistas climáticas para corroborar sus hechos. Una de las pistas que utilizó fue el glaciar. Wegener, en su expedición, descubrió los surcos de los glaciares en todos los continentes. Los surcos de los glaciares son las enormes zanjas o puntos de referencia tallados por el movimiento de los glaciares. Descubrió bosques de glaciares en continentes que no eran lo suficientemente fríos como para soportar la formación de nieve en la actualidad. Cuando unió estos continentes, los surcos del glaciar encajaban perfectamente. Esto sugirió que estos continentes estuvieron una vez juntos y se alejaron con el tiempo.

  1. El ajuste perfecto a los continentes

Wegener también aportó pruebas de la deriva continental observando la forma física de las costas continentales. La forma de las costas continentales se ajustaba visiblemente a las piezas del rompecabezas. Por ejemplo, los continentes de América del Sur y África encajan perfectamente cuando se unen. Esto indica que los continentes fueron una vez fijados juntos y se distanciaron con el tiempo.

  1. Pistas de rocas

Wegener utilizó específicamente la composición rocosa y las cadenas montañosas para proporcionar evidencia de la deriva continental. Proporcionó pruebas de que las cadenas montañosas de los continentes opuestos coincidían bastante bien cuando se reunían. Esta perfecta alineación de las cordilleras indicaba que los continentes estaban una vez juntos. Por ejemplo, si tomamos las cadenas montañosas de Norteamérica y Europa, se alinean perfectamente. Las montañas se forman típicamente cuando dos masas de tierra opuestas chocan entre sí, provocando que la roca que se encuentra en el punto de colisión se pliegue o se abombe hacia arriba.

En términos de composición rocosa, en lugares donde los continentes coinciden, los tipos de rocas en los lados opuestos de los continentes eran del mismo tipo. Ya que estos puntos de encuentro consistían en el mismo tipo de roca, esto demuestra que los continentes estuvieron juntos antes de separarse y vagar.

A pesar del esfuerzo de Wegener por probar su teoría de la deriva continental, nunca fue aceptada. Cuando se le encargó la tarea de probar cómo estos continentes se movían a diferentes lugares, no pudo. Sin embargo, esta teoría de la deriva continental se aceptó en los años 90 después de su muerte. Murió de un supuesto ataque al corazón cuando estaba en una expedición a Groenlandia.

Deja un comentario