¿Qué es la agricultura ecológica? ¿Cuál es la necesidad y las características clave?

¿Qué es la agricultura ecológica?

La agricultura orgánica se refiere a los sistemas de producción agrícola que dependen del abono verde, el compost, el control biológico de plagas y la rotación de cultivos para producir cultivos, ganado y aves de corral. La agricultura orgánica depende del desarrollo de la biodiversidad ecológica en la finca de la plantación para interrumpir la habitación de plagas y enfermedades, y para asegurar el mantenimiento y la mejora significativa de la fertilidad del suelo. Por todos los medios necesarios, la agricultura orgánica no permite el uso de fertilizantes químicos sintéticos, antibióticos, herbicidas o pesticidas. Toda la producción agrícola se realiza de manera orgánica y de la mejor manera natural, incluyendo la producción de fibras, granos, vegetales, flores, productos alimenticios procesados y productos animales como leche, huevos y carne.

En términos sencillos, la agricultura ecológica es una práctica agrícola destinada a lograr un sistema equilibrado de gestión de la producción ecológica que fomenta y mejora la actividad biológica del suelo y la biodiversidad. Implica el uso mínimo de productos químicos sintéticos e insumos fuera de la finca, asegurando al mismo tiempo prácticas de manejo que preserven, reabastezcan y mejoren la estabilidad ecológica.

La agricultura ecológica también excluye el uso de antibióticos en el ganado, los reguladores del crecimiento de las plantas, los nanomateriales y los productos modificados genéticamente para alcanzar el objetivo de la sostenibilidad ambiental y mejorar la armonía ecológica. Algunas de las características fundamentales de los sistemas de producción agrícola orgánica incluyen: la producción natural de ganado y cultivos mediante la presentación de un plan de sistema orgánico; un sistema detallado de registro de todos los productos desde el punto de producción hasta el consumo; y el uso de zonas de amortiguamiento para evitar que los productos químicos sintéticos contaminen accidentalmente las granjas convencionales aledañas.

Según la definición del equipo de estudio del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) sobre la agricultura orgánica y la agricultura orgánica,

“La agricultura ecológica es un sistema que evita o excluye en gran medida el uso de insumos sintéticos (como fertilizantes, plaguicidas, hormonas, aditivos para piensos, etc.) y, en la medida de lo posible, depende de la rotación de cultivos, los residuos de cultivos, el estiércol animal, los residuos orgánicos fuera de la explotación, los aditivos minerales para rocas y el sistema biológico de movilización de nutrientes y de protección de las plantas.

La agricultura orgánica es un sistema de gestión de la producción ecológica que promueve y mejora la biodiversidad, los ciclos biológicos y la actividad biológica del suelo. Se basa en el uso mínimo de insumos no agrícolas y en prácticas de manejo que restauran, mantienen y mejoran la armonía ecológica”.

¿Por qué es necesaria la agricultura ecológica?

1. La industria de los alimentos orgánicos está creciendo rápidamente y garantiza una alta rentabilidad

Las tendencias actuales del mercado según el instituto de marketing natural revelan que los productos producidos orgánicamente están siendo ampliamente aceptados en todo el mundo. Una vez más, el instituto subraya que en los últimos años, las ventas anuales de productos orgánicos se han triplicado con el establecimiento de tiendas de alimentos naturales que venden variedades de productos orgánicos. Los mercados de agricultores también ofrecen la comercialización de productos orgánicos producidos regional y localmente. En consecuencia, se espera que las ventas al por menor de productos orgánicos continúen aumentando en los próximos años a un ritmo superior al 20% anual.

Por ejemplo, el valor de mercado estimado de los productos orgánicos certificados en 2001 fue de aproximadamente 20.000 millones de dólares. En 2002 era de 23.000 millones de dólares y de más de 46.000 millones de dólares en 2007. El mercado había alcanzado los 63.000 millones de dólares en todo el mundo en 2012.

La creciente variedad de consumidores en todo el mundo ha promovido sin duda una mayor aceptación de los productos orgánicos y los ha convertido en el sector agrícola de más rápido crecimiento. Principalmente, la rápida tasa de crecimiento y el alto nivel de rentabilidad se atribuyen a los beneficios para la salud y a la calidad superior, así como al sabor de los productos orgánicos en comparación con los productos agrícolas convencionales. Al mismo tiempo, la gente sigue siendo consciente de la importancia de los productos alimenticios y de la agricultura ecológica, lo que convierte al sector agrícola en una alternativa económica atractiva.

2. Sostenibilidad ambiental y seguridad alimentaria

Lograr un ambiente amigable y verde siempre ha sido una gran preocupación en todo el mundo y la investigación revela que la agricultura orgánica puede ofrecer una solución parcial. Los estudios a largo plazo sobre la práctica de la agricultura orgánica revelan que puede proporcionar un mecanismo impresionante para promover la armonía ecológica, la biodiversidad y los ciclos biológicos que son vitales para la sostenibilidad ambiental.

Los objetivos definitivos de la agricultura ecológica se basan en la gestión y conservación de los suelos, la promoción del ciclo de los nutrientes, el equilibrio ecológico y la conservación de la biodiversidad. Sobre esta base, las prácticas ayudan maravillosamente a crear la capacidad para mitigar los impactos del cambio climático mundial y contribuir a la preservación del medio ambiente. Además de revertir los impactos del cambio climático global, la agricultura orgánica puede reducir las emisiones de los combustibles fósiles principalmente debido al uso de cultivos de cobertura y tréboles de pasto en las rotaciones orgánicas.

La agricultura ecológica también ahorra energía, ya que sus métodos de producción son energéticamente eficientes en comparación con los métodos convencionales, disminuyendo así el agotamiento de los recursos naturales utilizados para la generación de energía. Además, un estudio reciente en Science-Digest subrayó que la promoción de la agricultura orgánica puede intensificar la producción de rendimiento, en particular en los países pobres, donde los insumos para la agricultura convencional son muy caros, lo que contribuye a aumentar la seguridad alimentaria.

3. Mejora de la salud humana

Los productos orgánicos ofrecen los productos más seguros para el consumo humano que cualquier otro producto alimenticio disponible. Contienen niveles más bajos de productos químicos y no contienen ingredientes modificados en comparación con los productos agrícolas convencionales.

Iniciativa de la Copa Verde de Starbucks Iniciativa de la Copa Verde de Starbucks

Los estándares orgánicos establecen regulaciones estrictas para asegurar que los productos finales para el consumo estén libres de componentes químicos sintéticos y tecnologías de producción genéticamente modificadas, o cualquier otra toxina natural percibida. Como tal, la producción agrícola orgánica mejora la salud humana al asegurar que los riesgos de enfermedades como el cáncer, la infertilidad y la inmunodeficiencia se reduzcan al mínimo.

Principales características de la agricultura ecológica

Como ya se ha dicho, las características fundamentales de la agricultura ecológica se basan en el mantenimiento de un sistema natural que incluye: la producción natural de ganado y cultivos mediante la presentación de un plan de sistema ecológico; un sistema detallado de registro de todos los productos desde el punto de producción hasta el consumo; y el uso de zonas de amortiguación para evitar que los productos químicos sintéticos contaminen accidentalmente las explotaciones convencionales limítrofes. A continuación se enumeran las discusiones detalladas.

1. Producción ganadera y avícola natural

Por producción natural, significa criar ganado y aves de corral para la producción de sus productos como carne, huevos y productos lácteos, proporcionando condiciones de vida y alimentos naturales. Cualquier forma de hormonas, antibióticos y medicamentos es inaceptable, especialmente si se usa para promover el crecimiento y la productividad. Los alimentos tienen que ser orgánicos y el ganado tiene que ser pastoreado. Características de la granja tales como el uso de ganado para arar, acarrear, combustible, e incluso reciclar sus residuos para el estiércol son aspectos clave de la agricultura orgánica.

El control de parásitos y enfermedades se logra a través de medidas preventivas tales como una dieta equilibrada, alojamiento sanitario, pastoreo rotativo y reducción del estrés.

2. Producción de cultivos naturales

La producción de cultivos naturales abarca la diversidad de cultivos y los sistemas orgánicos para mejorar la fertilidad de los cultivos, así como el control de plagas, malezas y enfermedades. La agricultura orgánica requiere una variedad de cultivos que puedan soportar numerosos y diferentes tipos de microorganismos benéficos del suelo, insectos, y promueve el manejo general del suelo para mejorar la productividad de la granja.

El manejo de malezas y plagas debe realizarse sin el uso de herbicidas sintéticos o pesticidas, respectivamente. Las medidas de control deben ser mediante el deshierbe con llama, la labranza mecánica, el acolchado, el uso de cultivos de cobertura, la rotación de cultivos, la labranza mecánica y el deshierbe manual. La agricultura orgánica también necesita depender de insectos benéficos depredadores, microorganismos benéficos del suelo, cultivos complementarios, aves, saneamiento adecuado y rotación de cultivos para el control de plagas.

En casos extremos de infestación por plagas, los agricultores pueden implementar medidas tales como el uso de barreras y trampas, la interrupción del apareamiento, pesticidas biológicos y depredadores de insectos. La biota del suelo, la construcción de la estructura del suelo, el uso de compost y las enmiendas al suelo basadas en la biología se utilizan para promover plantas sanas que son tolerantes y resistentes a las enfermedades. Las medidas botánicas también pueden utilizarse para controlar las enfermedades.

3. Manejo del suelo

La agricultura ecológica depende en gran medida de la nutrición natural del suelo mediante el uso de compost, polvos minerales naturales y abono verde. La rotación de cultivos, el inter-cultivo y la labranza mínima también se utilizan para mejorar la fertilidad del suelo, la estructura y la capacidad de retención de agua en la agricultura orgánica. Como resultado, ayuda a apoyar las actividades microbianas del suelo que transforman y liberan los nutrientes del suelo.

4. Zonas de amortiguamiento y mantenimiento de registros

El sometimiento a un plan de sistema ecológico es una característica clave de la agricultura ecológica. Requiere la práctica del amortiguamiento entre las granjas orgánicas y las granjas convencionales adyacentes. Llevar un registro de todas las actividades de la granja es también una necesidad para asegurar la práctica estándar de la agricultura ecológica. Garantiza un saneamiento adecuado, un sistema de control de calidad de plagas, parásitos, enfermedades y productividad, y la integridad de la granja.

Deja un comentario