Efectos de la perforación petrolera en el océano y el medio ambiente

¿Qué es la perforación petrolera?

La perforación petrolera es el proceso por el cual una herramienta eléctrica puntiaguda se hunde en el suelo con la esperanza de producir petróleo y al mismo tiempo insertar un lodo especial. El equipo de energía permite que porciones de rocas y secciones de gas sean transportadas de vuelta a la superficie. El agujero tiene normalmente un diámetro de 12 cm a 1 metro, después de que el agujero ha sido perforado; se colocan partes de un tubo de acero en el agujero.

El cemento se puede poner entre la superficie y el exterior del agujero, también conocido como el anillo. El exterior está destinado a dar soporte estructural al nuevo pozo y también a aislar de la superficie y entre sí las zonas de alta presión potencialmente peligrosas. Después, la perforación puede ser más profunda, probablemente a configuraciones más desequilibradas y agresivas.

Fuente: Pixabay

El proceso es posible gracias a un equipo de perforación que cuenta con todo el equipo necesario para la circulación del fluido de perforación, la elevación y el giro de la tubería, el control del fondo del pozo, la eliminación de recortes del fluido de perforación y la generación de energía en el lugar para los procesos.

¿Qué efecto tiene la perforación petrolera en el océano?

1. Los derrames son los que más daño causan

Los derrames de petróleo tienen enormes efectos financieros; interrumpen el transporte y lesionan a los habitantes, como la explosión del Golfo de México en 2010. Tales derrames de petróleo son probables cuando las compañías perforan en busca de petróleo en alta mar. Los accidentes también terminan afectando negativamente a los arrecifes de coral y a la vida acuática. Cuando las aves y otras criaturas marinas se engrasan, pierden su potencial de cazar para alimentarse y sobrevivir. Los derrames también exponen a las personas a mariscos que no son seguros para el consumo.

2. Turbulencias sónicas no deseadas

Los equipos de búsqueda en alta mar utilizan principalmente pistolas de aire comprimido para enviar señales de sonido a los cuerpos de agua; el sonido rebota en el lecho oceánico, lo que permite a los grupos establecer mapas que pueden descubrir áreas potenciales de petróleo submarino. Dado que los peces como los delfines y otros animales acuáticos utilizan el sonido para buscar comida, comunicación y viajes, las ondas sonoras fuertes pueden interrumpir su vida diaria. Los estudios sísmicos tienden a cubrir hasta 600 millas y duran casi un mes.

3. Eliminación segura de residuos

Las perforaciones en alta mar generan sustancias residuales como agua de sentina y subproductos químicos. Algunos de estos desechos pueden llegar al océano. La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) controla dichos desechos asegurándose de que las compañías petroleras envíen los materiales de desecho para eliminarlos en la orilla, o bien, tratan los productos de desecho antes de liberarlos de nuevo en el océano. En ocasiones, sin embargo, las industrias liberan las sustancias de desecho sin tratarlas.

4. Efectos en el fondo del océano

Las perforaciones en alta mar interrumpen físicamente el medio ambiente del lecho marino y el grupo bentónico. Desde el rastro real de la plataforma de perforación, los oleoductos submarinos, la búsqueda de canales de barco y los detritos y otros desechos de la perforación, hay muchos elementos de perforación que dejan un efecto duradero en el fondo del mar.

Esto es imperativo tenerlo en cuenta, sobre todo si se tiene en cuenta que muchas de las moradas más susceptibles del fondo oceánico del universo son también grandes recursos para el petróleo y el gas, como la Gran Barrera de Coral, el Golfo de México y el Ártico, que son unidades ecológicas sumamente diversas con considerables yacimientos de petróleo y gas. Algunos profesionales creen que las plataformas de plataformas petrolíferas son excelentes hogares para los peces.

Impacto ambiental de la perforación de petróleo y gas

1. Emisiones al aire

En países como Noruega, las industrias del petróleo y del gas son la principal fuente de emisiones de gases de efecto invernadero. También produce compuestos orgánicos volátiles (COV), y cuando se combinan con NOx, contribuyen a la formación de ozono a nivel del suelo. La producción de petróleo y gas requiere una gran cantidad de energía, la perforación de pozos, el tratamiento del petróleo y la extracción de gas, lo que requiere el uso de turbinas de gas y motores diesel para producir la energía necesaria.

El transporte de los productos desde los sitios de perforación hasta las terminales terrestres también requiere grandes cantidades de energía. La carga en alta mar contribuye en gran medida a la emisión de COV, especialmente cuando se utilizan camiones cisterna. Además, la quema de gas produce hollín y partículas.

2. La quema de gas y la contaminación lumínica interrumpen las hermosas vistas y los cielos despejados

Incluso en regiones que no tienen una clara importancia cultural, los procesos de generación de petróleo y gas y las perforaciones destruyen valores pintorescos especiales. Especialmente a lo largo de las carreteras principales o de las tierras comunitarias de excepcional belleza, la existencia de pozos de petróleo o gas es abrumadora. El resplandor del boom del petróleo y el gas en Estados Unidos puede verse desde el espacio, según la NASA.

Fuente: Pixabay

3. Preocupaciones sobre la seguridad humana

La posibilidad de resultar herido y sucumbir a la muerte está siempre presente cuando se perfora en busca de petróleo. Por ejemplo, algunos miembros del equipo murieron durante el incidente del Golfo de México en 2010, otro incidente de perforación ocurrió en 1982 cuando la plataforma de perforación más grande en ese momento se hundió debido a una tormenta que causó la pérdida de la vida de todos los miembros de la tripulación, 84 en total. A pesar de que a través de los años la tecnología ha mejorado mucho, las perforaciones en alta mar, particularmente en regiones heladas, siguen siendo mortales.

4. Las emisiones de metano inseguras contribuyen a la modificación del medio ambiente

La extracción de petróleo y gas también emite metano, que es el principal componente del gas natural. El gas es más dañino para el medio ambiente que el dióxido de carbono, ya que bloquea el calor de manera más eficiente y aumenta el calentamiento global. Las filtraciones evitables y la infraestructura defectuosa en la fabricación de gas natural son tan frecuentes que contribuyen considerablemente a la contaminación por metano en las regiones y sus alrededores.

Iniciativa de la Copa Verde de Starbucks Iniciativa de la Copa Verde de Starbucks

En los años más recientes, una nociva columna de metano del tamaño de Delawarewas fue encontrada flotando alrededor de Nuevo México. Las compañías de petróleo y gas también liberan metano a la atmósfera una y otra vez intencionalmente a través de la emisión, la descarga restringida de gas natural y la quema de parte del mismo en el aire.

El gobierno no logró desarmar las regulaciones de contaminación que ayudan a detener el desperdicio de gas natural y la contaminación por metano, una de las batallas contra la administración de Trump para ayudar a proteger la salud pública y el medio ambiente del crecimiento de combustibles fósiles sucios.

5. Alteración de las rutas de migración de la fauna silvestre y las habituaciones debido a la contaminación acústica, la congestión y las barreras

Los sistemas ecológicos son extremadamente intrincados y pueden ser víctimas de severas sanciones ambientales cuando se ven perturbados por las actividades humanas. El aumento de la congestión de vehículos en las regiones petrolíferas contribuye considerablemente a la contaminación acústica en los hábitats de los animales. Los animales salvajes tienden a actuar en respuesta a las turbulencias del ruido con acciones de evasión, pero la investigación ha llegado a probar que tales acciones eventualmente se vuelven habituales.

Los efectos negativos incluyen la interrupción de la comunicación entre los pájaros cantores durante las épocas de procreación y nidificación, también cambian el sistema de depredadores y presas. Los animales que se han adaptado al tráfico tienen altas probabilidades de morir en las carreteras.

6. El transporte de petróleo y gas y el tráfico arruinan entornos serenos para los turistas

El turismo y la recreación al aire libre son grandes hélices económicas para la mayoría de los países. Sin embargo, los tanques de petróleo en las carreteras y los compresores ruidosos devalúan valores pintorescos y fuentes esenciales de ingresos para el público.

Una gran cantidad de contaminación acústica cerca de un lugar de pesca, una disminución en el número de especies fascinantes de aves o plantas de maleza extrema puede causar una reducción en la satisfacción con la recreación y el turismo al aire libre. Así, la reducción de las actividades turísticas debido a los impactos del petróleo y el gas puede reducir el desarrollo económico de un país.

7. Modificaciones del paisaje desde almohadillas de pozo y carreteras

Las actividades de perforación de petróleo y gas Las actividades de construcción dejan atrás efectos muy arraigados en el paisaje. Las empresas requieren el relleno de pozos y la construcción de carreteras, el proceso utiliza máquinas pesadas como bulldozers, camiones de grava, etc.

Los procesos terminan despojando al medio ambiente de la vida vegetal, amplificando la erosión del suelo que puede causar inundaciones y deslizamientos de tierra, perturbando la superficie de la tierra, arruinando severamente las moradas de los animales, en la mayoría de los casos, tales efectos no pueden ser revertidos.

8. Cambio climático

La quema de petróleo lleva a un aumento en la cantidad de emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero. Los estudios muestran que un aumento en el dióxido de carbono causa un aumento en el calor atmosférico. La quema de petróleo con fines de transporte, domésticos e industriales es una de las principales causas de contaminación atmosférica. El resultado final de la combustión de petróleo es el dióxido de carbono; sin embargo, hay otros subproductos como los nitratos y el dióxido de carbono.

Los subproductos reaccionan con el medio ambiente produciendo ozono y otros gases de efecto invernadero. Los efectos negativos del aumento de la contaminación atmosférica provocan un aumento de las temperaturas. La atmósfera devuelve el 30% de las ondas de radiación que llegan y permanece con el 70% de calor. Sin embargo, el aumento de la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera funciona como una “manta” para el aumento del calor.

Como resultado, la radiación de onda más larga queda atrapada en el ambiente donde ya existe una alta concentración de dióxido de carbono, lo que provoca un aumento adicional de las temperaturas. Esto conducirá al calentamiento global, que consiste en cambios en los patrones de precipitaciones, derretimiento de los glaciares y cambios en el nivel del mar.

8. Aceite usado

Los aceites usados no sólo contienen un desglose de los productos, sino también impurezas contaminadas por el uso. Algunos ejemplos de estos aceites son el aceite hidráulico y los líquidos de frenos, por mencionar sólo algunos. Muchos de los problemas que se relacionan con el petróleo extraído también están asociados con el hecho de que los aceites usados terminan viajando a los canales de agua. El aceite se vuelve tóxico tanto para el suelo como para el agua de consumo. La lluvia también mueve el aceite usado a cuerpos de agua más grandes, contaminándolos así también.

Deja un comentario