Causas y efectos de la contaminación de los océanos que están destruyendo nuestro planeta

¿Qué es la contaminación del océano?

Los océanos son los cuerpos de agua más grandes del planeta Tierra. En las últimas décadas, las actividades humanas excedentarias han afectado gravemente a la vida marina en los océanos de la Tierra. La contaminación del océano, también conocida como contaminación marina, es la propagación de sustancias nocivas como el petróleo, el plástico, los residuos industriales y agrícolas y las partículas químicas en el océano. Dado que los océanos son el hogar de una gran variedad de animales y plantas marinas, es responsabilidad de cada ciudadano desempeñar su papel en la limpieza de estos océanos para que las especies marinas puedan prosperar durante un largo período de tiempo.

La extracción de materiales como el cobre y el oro es una de las principales fuentes de contaminación en el océano. Por ejemplo, el cobre es una fuente importante de contaminantes en el océano y puede interferir con los ciclos de vida de numerosos organismos y vida marinos.

La mayor amenaza para nuestro planeta es la creencia de que alguien más lo salvará. ~ Robert Swan

Según National Geographic,

“Muchos contaminantes oceánicos se liberan en el medio ambiente aguas arriba de las costas. Los fertilizantes ricos en nitrógeno aplicados por los agricultores tierra adentro, por ejemplo, terminan en arroyos, ríos y aguas subterráneas locales y eventualmente se depositan en estuarios, bahías y deltas. Estos nutrientes en exceso pueden generar enormes cantidades de algas que roban oxígeno al agua, dejando áreas donde puede existir poca o ninguna vida marina”.

Varias causas de la contaminación del océano

Hay varias maneras en las que la contaminación entra en el océano. Algunos de ellos lo son:

1. Alcantarillado

La contaminación puede entrar en el océano directamente. Las aguas residuales o sustancias contaminantes fluyen a través de las aguas residuales, ríos o drenajes directamente al océano. Así es como los minerales y sustancias de los campamentos mineros encuentran su camino hacia el océano.

La liberación de otros nutrientes químicos en el ecosistema oceánico conduce a la reducción de los niveles de oxígeno, a la degradación de la vida vegetal y a un grave deterioro de la calidad del agua de mar en sí. Como resultado, todos los niveles de la vida oceánica, plantas y animales, se ven altamente afectados.

2. Productos químicos tóxicos de las industrias

Los desechos industriales y agrícolas son otra de las formas más comunes de desechos que se vierten directamente en los océanos, lo que da lugar a la contaminación de los mismos. El vertido de líquidos tóxicos en el océano afecta directamente a la vida marina ya que se consideran peligrosos y, en segundo lugar, elevan la temperatura del océano, conocida como contaminación térmica, ya que la temperatura de estos líquidos es bastante alta. Los animales y las plantas que no pueden sobrevivir a temperaturas más altas finalmente perecen.

3. Escorrentía terrestre

La escorrentía terrestre es otra fuente de contaminación en el océano. Esto ocurre cuando el agua se infiltra al máximo en el suelo y el exceso de agua de lluvia, inundación o derretimiento fluye sobre la tierra y hacia el océano.

A menudo, esta agua recoge contaminantes dañinos hechos por el hombre que contaminan el océano, incluyendo fertilizantes, petróleo, pesticidas y otras formas de contaminantes del suelo. Los fertilizantes y los desechos de animales terrestres y humanos pueden ser un gran detrimento para el océano al crear zonas muertas.

4. Derrames de petróleo a gran escala

La contaminación de los buques es una enorme fuente de contaminación oceánica, cuyo efecto más devastador son los derrames de hidrocarburos. El petróleo crudo dura años en el mar y es extremadamente tóxico para la vida marina, a menudo sofocando a los animales marinos hasta la muerte una vez que los atrapa. El petróleo crudo también es extremadamente difícil de limpiar, desafortunadamente significa que cuando se divide, normalmente está ahí para quedarse.

Además, muchos barcos pierden miles de cajas cada año debido a tormentas, emergencias y accidentes. Esto causa contaminación acústica (ruido excesivo e inesperado que interrumpe el equilibrio de la vida, causado con mayor frecuencia por los medios de transporte), algas excesivas y agua de lastre. A menudo, otras especies también pueden invadir un ecosistema y dañarlo interrumpiendo los ciclos de vida de otros organismos, causando un choque de naturaleza que ya ha sido dañado por el desbordamiento de la contaminación.

5. Ocean Mining

La explotación minera de los océanos en las profundidades del mar es otra fuente de contaminación oceánica. Los yacimientos mineros oceánicos que perforan en busca de plata, oro, cobre, cobalto y zinc crean depósitos de sulfuro de hasta tres mil quinientos metros de profundidad en el océano.

Si bien todavía tenemos la recopilación de pruebas científicas para explicar plenamente los duros impactos ambientales de la minería en aguas profundas, tenemos la idea general de que la minería en aguas profundas causa daños a los niveles más bajos del océano y aumenta la toxicidad de la región. Estos daños permanentes también causan fugas, corrosión y derrames de petróleo que sólo obstaculizan drásticamente el ecosistema de la región.

¿Está aprovechando al máximo la energía del sol? He aquí cómo ¿Está aprovechando al máximo la energía del sol? He aquí cómo

6. Tirar basura

La contaminación de la atmósfera es, lo creas o no, una enorme fuente de contaminación oceánica. Esto ocurre cuando los objetos que se encuentran en tierra firme son llevados por el viento a largas distancias y terminan en el océano. Estos objetos pueden ser desde cosas naturales como el polvo y la arena hasta objetos artificiales como escombros y basura. La mayoría de los desechos, especialmente los plásticos, no pueden descomponerse y permanecen suspendidos en la corriente del océano durante años.

Los animales pueden engancharse en el plástico o confundirlo con comida, matándolos lentamente durante un largo período de tiempo. Los animales que más a menudo son víctimas de los desechos plásticos son las tortugas, los delfines, los peces, los tiburones, los cangrejos, las aves marinas y los cocodrilos.

Además, la temperatura del océano se ve muy afectada por el dióxido de carbono y los cambios climáticos, que afectan principalmente a los ecosistemas y las comunidades de peces que viven en el océano. En particular, el aumento de los niveles de Co2 acidifica el océano en forma de lluvia ácida.

Aunque el océano puede absorber el dióxido de carbono que se origina en la atmósfera, los niveles de dióxido de carbono están aumentando constantemente y los mecanismos de absorción del océano, debido al aumento de las temperaturas del océano, son incapaces de mantener el ritmo.

Efectos devastadores de la contaminación del océano

1. Efecto de los desechos tóxicos en los animales marinos

El derrame de petróleo es peligroso para la vida marina de varias maneras. El petróleo derramado en el océano podría llegar a las branquias y plumas de los animales marinos, lo que les dificulta moverse o volar adecuadamente o alimentar a sus hijos. El efecto a largo plazo sobre la vida marina puede incluir cáncer, fallos en el sistema reproductivo, cambios de comportamiento e incluso la muerte.

2. Alteración del ciclo de los arrecifes de coral

El derrame de petróleo flota en la superficie del agua y evita que la luz solar llegue a las plantas marinas y afecta el proceso de fotosíntesis. La irritación de la piel, los ojos, los pulmones y el hígado pueden afectar la vida marina durante un largo período de tiempo.

3. Agota el contenido de oxígeno en el agua

La mayoría de los escombros en el océano no se descomponen y permanecen en el océano durante años. Utiliza el oxígeno a medida que se degrada. Como resultado de esto, los niveles de oxígeno bajan. Cuando los niveles de oxígeno bajan, las posibilidades de supervivencia de los animales marinos como ballenas, tortugas, tiburones, delfines y pingüinos durante mucho tiempo también bajan.

4. Falla en el Sistema Reproductivo de los Animales Marinos

Los desechos industriales y agrícolas incluyen varios productos químicos venenosos que se consideran peligrosos para la vida marina. Los productos químicos de los pesticidas pueden acumularse en el tejido graso de los animales, lo que conduce a un fallo en su sistema reproductivo.

5. Efecto en la cadena alimentaria

Los productos químicos utilizados en la industria y la agricultura son arrastrados a los ríos y desde allí son transportados a los océanos. Estos productos químicos no se disuelven y se hunden en el fondo del océano. Los animales pequeños ingieren estos productos químicos y luego son consumidos por animales grandes, lo que afecta a toda la cadena alimentaria.

6. Afecta la salud humana

Los animales de la cadena alimentaria afectada son consumidos por los seres humanos, lo que afecta a su salud, ya que las toxinas de estos animales contaminados se depositan en los tejidos de las personas y pueden provocar cáncer, defectos congénitos o problemas de salud a largo plazo.

Deja un comentario